En su libro La Lengua Salvadoreña, Pedro Geoffroy Rivas, periodista, antropólogo, lingüista y poeta, quién nació en Santa Ana en 1908 y murió en 1979, nos transporta a nuestras raíces; “El mundo donde uno vive; donde uno habla, dónde uno llora”

Nuestro país es nuestro mundo, donde hablamos español, y mas aún dónde hablamos la lengua salvadoreña. Donde se mezcla, pasado, presente y porque no, también futuro.

Donde las palabras se confunden, donde los ancestros hablaban un lenguaje y su descendencia habla otro lenguaje que cambia constantemente. Donde las costumbres tienden a desaparecer, donde el respeto a los mayores es casi inexistente. Donde un buenos días, buenas tardes, buenas noches se traduce en un simple: hola.

Donde el respeto y la igualdad van de la mano. Donde los vocablos mayas, náhuatl-pipil se unifican con vocablos mexicanos, franceses e ingleses y aun mas con el inglés de los Estados Unidos, hasta el acento en la dicción ha cambiado; escuchamos acentos mexicanos, colombianos, y cada vez más se habla espanglish…

En El Salvador, ¿hablamos español o castellano?. En El Salvador, ¿tenemos nuestro propio lenguaje? En El Salvador, usamos la ch en muchas palabras. Esta proviene de la letra X cuya pronunciación es una combiación del sónido sh y ch, ejemplos: México, (Meshico) la que se convirtió posteriormente en J (Méjico); xola, ( cabeza, chola); xicara = jicara; xoloton = cholotón; xolo = holco; xuco = chuco, etc.

Hablemos del caliche del que se habla comúnmente. Ejemplo de palabras en caliche: sirindanga, chunche, bolado, chacalele, cholo, cholotón, chindondo, bicho, bayunco, pasmado, bolado, sobado, cabal, cabalito, chulo, galán, anantes, bolo, y frases como: está yuca, que ondas? sóquela, chotiar, ajolotado, chero, cherada, etc.

Nuestra lengua es nuestra. Nuestro pais es nuestro mundo. Todos los salvadoreños entendemos este lenguaje el que cae dentro de los salvadoreñismos. Además de toda esta escenografía en el lenguaje salvadoreño, caemos en otra fase y es el lenguaje que usamos dependiendo del ambiente donde nos movemos sea este, personal, social o profesional.

Viajemos más hasta el presente; hemos formado nuestro propio lenguaje; más aún ahora con la tecnologia cibernética , mezclando los vocablos de antaño, y del presente. Es sumamente interesante ahondar en nuestra lengua para comprendernos mutuamente y conocer sus orígenes.