En la presentación inicial de El Blaseño hemos afirmado que todos los condóminos tenemos los mismos derechos y responsabilidades en nuestra residencial, sus áreas verdes y de recreación. Todos somos iguales, no importa el tiempo que tenemos de haber comprado nuestra propiedad; si residimos o solo visitamos el condominio; si residimos en El Salvador o si hemos residido o residimos en el extranjero, etc.

Manifestamos este principio de igualdad, porque el hecho de ser propietarios no nos da derecho a creernos que gozamos de privilegios especiales y por lo mismo nos sentimos que estamos por encima de los demás; esto nos conduce a cometer abusos con otros condóminos y/o trabajadores. De esa manera no contribuimos a construir la paz y armonía necesarias dentro del condominio. Todo lo contrario, causamos injusticias de índole laboral llegando incluso a ser causa del despido de personal.

Foto: Pexels.com

Las Normas de Convivencia es uno de los documentos que rigen al Condominio. Las mismas estipulan una serie de normas generales y especiales que sancionan a los propietarios que no las cumplen. La primera norma general establece que hay que “mostrar respeto con nuestros vecinos, empleados que laboren en el Condominio y personas en general que residan dentro del mismo.” Dos de las normas de conducta en clubes, piscinas, calles, playas y demás áreas comunes establecen lo siguiente: A) No usar lenguaje vulgar o soez. B)  No realizar ni fomentar ningún tipo de violencia.

Parece ser que la pandemia ha exacerbado la intolerancia en El Salvador y el condominio no está exento de eso. Ante los hechos de intolerancia, la administración del condominio tiene en las Normas de Convivencia una herramienta para tratar dichos hechos y resolverlos. No sería la primera vez que esto sucediera ya que algunos propietarios ya han sido multados por su incumplimiento. Recordemos una vez más: TODOS los propietarios tenemos derechos y responsabilidades. Las reglas son para todos.

¡El Condominio es nuestro oasis al que todos tenemos el derecho de disfrutarlo y la responsabilidad de cuidarlo!