Repentinamente, nuestra realidad ha sufrido un acelerón poniéndonos al frente de una serie de cambios y retos los cuales tenemos que atender cuidadosamente para encontrar las soluciones adecuadas. De no hacerlo nos pondremos en una situación complicada.

A nivel de país, la pandemia no cede sino que se complica con el incremento de los contagios y muertes a causa del Covid 19, no podemos descuidarnos y tenemos que seguir usando las medidas de bioseguridad para protegernos; hay un incremento en la deuda pública sin tener los recursos suficientes para saldarla, la cual más temprano que tarde tendrá sus efectos en la población, entre otros la disminución de los ya menguados recursos de salud y educación; el incremento de la canasta básica e insumos en general no compensada adecuadamente con el incremento del salario mínimo, lo que producirá más hambre y pobreza; los incrementos del precio de los combustibles encareciendo aún más el precio de todos los productos; la introducción de una nueva moneda nacional la cual además de confusión contribuirá al encarecimiento de los productos como sucedió cuando dolarizaron nuestra economía y la militarización de nuestra sociedad conduciéndonos a un pasado que queremos dejar atrás.

Los propietarios y trabajadores del Condominio como parte de esa realidad también nos vemos directamente afectados. El Consejo de Administración tiene un reto muy grande que enfrentar. Los dirigentes tienen la responsabilidad de crear soluciones equilibradas a estos cambios pensando en todos, los condóminos y los trabajadores, que ya viven en una situación muy precaria.

Los miembros del Consejo de Administración tienen que reflexionar profundamente sobre el compromiso de crear una atmósfera equitativa saludable y de armonía, y conducir al Condominio por el sendero del desarrollo cuidando a uno de sus más valiosos recursos, los trabajadores. Sumado a ello se necesita la urgente participación activa de todos los condóminos para enfrentar esta nueva situación apoyando al Consejo de Administración en esa compleja tarea. Con la unidad de pensamiento y acción saldremos adelante.