Todos los propietarios del Condominio Recreacional San Blas interesados en proteger nuestro patrimonio y en la mejora y progreso de nuestro residencial tendremos que tomar una decisión importante en Enero 2021: Elegir a nuestro próximo Consejo de Administración que conducirá la administración y desarrollo del condominio.

Uno de los principales propósitos de una elección de Consejo de Administración debería de ser salir lo más fortalecidos posible de ese evento. Eso requiere tener una buena organización, reglas claras, seguir protocolos adecuados y administrar de una forma madura nuestras diferencias. Todo esto contribuirá a evitar conflictos innecesarios como los que vivimos en las elecciones del 2019, las cuales terminaron en medio de un desorden y con los ánimos muy acalorados.

Por ello ante su pregunta, recomendamos lo siguiente:

El registro de los propietarios participantes de la Asamblea General tiene que realizarla un equipo de propietarios voluntarios. Previo a la Asamblea, tiene que organizarse este equipo al que la administración le entregara la documentación necesaria para su registro. Si hay varias planillas, el equipo debe estar conformado por propietarios propuestos por dichas planillas. El personal no debe de participar en este proceso.

El proceso de elección tiene que ser coordinado/administrado por una Comisión de Propietarios electa durante la Asamblea General. El antecedente que tenemos es que el personal del Condominio con miembros del Consejo Administrativo saliente son los que han coordinado/administrado el proceso de elecciones. Eso ha contaminado el proceso, ya que el personal a respondido a los integrantes de dicho Consejo, lo que refleja un total conflicto de intereses, negativo, parcializado y poco transparente. Es más, han participado previo a las elecciones, en la campaña proselitista en favor de los candidatos del Consejo saliente. El evento de las elecciones es exclusivo de los propietarios o su delegado debidamente registrados.

La Asamblea debe de tener como punto único la elección del Consejo de Administración.  Una de las ventajas es que los candidatos a la presidencia pueden expresar en tiempo prudencial su enfoque para el desarrollo de su plan de trabajo. Al mismo tiempo, los propietarios que lo deseen puedan participar con preguntas o recomendaciones a los candidatos. En el pasado, las elecciones se han realizado después de agotar varios puntos relacionados con reportes largos y tediosos, al final se ha procedido a la elección en poco tiempo y a la carrera.

La elección es un evento que tiene que ser lo más participativo posible. Recordar que la Asamblea General es la máxima autoridad en el Condominio reunida para elegir al Consejo de Administración en el que depositará la confianza de administrar correctamente nuestros recursos por un período de dos años. Por lo tanto, al evento de la elección del Consejo de Administración hay que darle todo el valor e importancia que se merece.

Hay que invitar a miembros de instituciones gubernamentales para que colaboren/supervisen el trabajo de coordinación y administración del evento. Esto facilita y garantiza la transparencia de las elecciones.

A la hora de tomar nuestra decisión de por quién vamos a votar tenemos que pensar quiénes son las personas idóneas para esos cargos; sobre el compromiso de los candidatos con el bien común y no personal; sobre con que frecuencia el candidato visita el condominio o si vive en él (las cosas dirigidas desde lejos no funcionan bien); sobre su grado de inclusividad, respeto, solidaridad y tolerancia; sobre lo saludable que es la alternancia en el poder (la experiencia de la vida nos ha enseñado que la prolongación en el poder descompone o acomoda a la gente).

Además, el Consejo de Administración electo tiene que rendir cuentas claras de su trabajo y manejo de recursos a todos los propietarios vía asambleas, reportes escritos, etc. Si nos voluntarizamos a participar y ser electos para una posición en el Consejo tenemos que estar claros de esa obligación. Sumado a ello, cualquier observación, recomendación o sugerencia constructiva al Consejo de parte de algún propietario no tiene que interpretarse como un ataque y tomar una posición defensiva o medidas de represalia.

Al final del proceso de elección todos tenemos que acuerpar al Consejo de Administración electo. Solo de esa manera lograremos avanzar con el desarrollo del condominio.

¡Todos a participar en las elecciones de nuestro Consejo de Administración! ¡Todos a apoyar al Consejo de Administración electo!