Nuestra Asociación, como toda institución formal, está regida por una serie de reglas las cuales facilitan la convivencia de sus asociados. Hay una serie de reglas estipuladas en los documentos oficiales del Condominio: Los Estatutos, el Reglamento de Administración y las Normas de Convivencia. Sumado a ello hay un Cuadro de Multas. En esta ocasión nos focalizamos en las normas que contribuyen con crear un ambiente de armonía en el Condominio.

En el artículo 10 de los estatutos de nuestra Asociación publicados en el Diario Oficial el Martes 29 de Octubre del 2002, están estipulados los deberes y obligaciones de los asociados. El Literal “d” de dicho artículo manifiesta lo siguiente: Abstenerse de acciones y omisiones que puedan perjudicar la armonía, las actividades y en general los objetivos de la Asociación.

El Reglamento de Administración del Condominio Recreacional San Blas establece lo siguiente: Artículo XV) Normas de Convivencia. La Asamblea de Propietarios y la Administración del Condominio emitirán, cuando lo estimen conveniente, las Normas de Convivencia que sean necesarias, entiéndase por éstas, aquellas que tienen por finalidad promover, establecer y desarrollar un ambiente de armonía, comprensión y respeto entre los propietarios, especialmente las que se refieren al uso y disposición de los clubes y de las áreas comunes.

El Objetivo Principal de las Normas de Convivencia es fomentar y proponer entre los habitantes del Condominio, el respeto, armonía y tranquilidad dentro de los clubes, restaurantes, áreas comunes en general, y en cada una de las residencias del mismo, para el disfrute de todos sus propietarios, familiares y amigos. La primera de las Normas Generales es mostrar respeto con nuestros vecinos, empleados que laboren en el Condominio y personas en general que residan dentro del mismo. Este documento también establece Normas Habitacionales, las que en su Literal “D” expresa que no está permitido promover o fomentar ningún tipo de violencia o actos que perturben la tranquilidad de todos. Sumado a ello en la sección de Normas de Conducta en Clubes, Piscinas, Calles, Playas y demás áreas comunes estipula en el Literal “A”: No usar lenguaje vulgar o soez y en el Literal “B”: No realizar ni fomentar ningún tipo de violencia.

El incumplimiento de las Normas de Convivencia es causal de una multa. En el caso de que una persona invitada viole las Normas, se multará al propietario, por ser el responsable de la unidad habitacional. Mientras no se pague la multa impuesta, el propietario, sus invitados y cualquier persona autorizada, con carné, no podrá ingresar a las áreas comunes.
Si necesita más información en relación a las reglas del Condominio le sugerimos que se acerque a la oficina administrativa.