A continuación publicamos la técnica de la elaboración de los mosaicos prometida en en El Blaseño de Septiembre 2020. ¡Esperamos sea de su utilidad!

Las piedrecitas de mosaico tienen normalmente forma de pequeños cuadrados o triángulos y se unen para componer cuadros en mosaico. Se suelen colocar sobre todo con mortero u otro adhesivo en la parte exterior de un muro o en el suelo o en una piedra. También encontramos cada vez con mayor frecuencia mosaicos integrados en muebles, por ejemplo en mesas de jardín y de salón, así como en puertas o mostradores comerciales en hoteles y restaurantes.

Foto: GA/EB

La elaboración de mosaicos es sencilla, y se necesita mucha paciencia.  

Materiales necesarios:

  • Superficie plana, un pedazo de fibrolit es ideal para darle firmeza a nuestro trabajo.
  • Pegamento blanca.
  • Pinceles y brocha de 1 pulgada.
  • Cortador de cerámica, pinzas, será su amigo para siempre.
  • Malla/cedazo para protector insectos de ventanas.
  • Porcelana en polvo del color que prefiera, gris, blanco, café, según el color de su mosaico.
  • Balde con agua y esponja.
  • Y, por supuesto lo más importante los cristales, piedrecitas o azulejos.

Procedimiento:

  1. Primeramente escoger el tema que se quiera elaborar, el colorido y el tamaño de su figura o tema. 
  2. Hacer un dibujo de ese tema, que coordine con el tamaño de la superficie plana y luego plasmarlo en su superficie
  3. Escoger el material para el mosaico, éste deberá tener las mismas dimensiones en el alto o grosor. El azulejo es un material idóneo.
  4. Pegar la malla/cedazo en la superficie plana con el pegamento blanco.
  5. Hacer los cortes teniendo cuidado que tenga el mismo alto o grosor.
  6. Con un pincel aplicar goma a cada segmento o a cada pieza del mosaico.
  7. Colocar en el esténcil de su dibujo.  El pegamento debe penetrar en la malla a adherirse a la superficie plana.
  8. Una vez haya terminado de colocar su mosaico, le quedarán unas grietas entre pieza y pieza. Deje secar completamente su trabajo, el pegamento debe estar bien seco.  De un día para otro es mejor.  Toque cada pieza no debe estar floja ninguna, y si lo estuviera aplicar goma nuevamente con un pincel.
  9. Aplicación de porcelana.  La porcelana viene en polvo, deshacer con agua a formar una pasta bastante líquida. Ya muy seco el mosaico, y ninguna pieza floja, aplicar con la brocha de 1” (pulgada) la porcelana, ésta debe colocarse y rellenar las grietas, esta aplicación debe hacerse en secciones. Dejar que seque completamente y limpiar con una esponja remojada, exprimida y pero que quede bien húmeda , a modo que las piezas de cerámica o azulejo queden bien limpias y relucientes y que las grietas queden a nivel (a rostro) con el resto del trabajo.  La esponja debe remojarse, limpiarse y exprimirse constantemente. Revisar que no quede ningún hoyito en la grietas.