El recién inaugurado “bypass” del Puerto de La Libertad con sus 3.25 kilómetros de longitud y cuatro carriles ha tenido un impacto más que positivo en nuestro condominio, no solo porque ha reducido el tiempo que usamos para movilizarnos de San Blas hacia San Salvador (o viceversa) sino por el aumento acelerado de la plusvalía de nuestras propiedades -ya sean terrenos o viviendas- que día con día adquieren mayor valor por su estratégica ubicación y sus amenidades como la seguridad.

Desde que el “bypass” se encuentra en funcionamiento hace algunas semanas, es frecuente conocer a más familias de vecinos y vecinas que han optado por ir a vivir de forma permanente a nuestro hermoso condominio y, otros que se encuentran en la transición de mudarse completamente a nuestro condominio.

Desplazarse desde o hacia San Blas hacia cualquier lugar de la capital, con el nuevo “bypass”, se puede realizar entre 20-25 minutos disfrutando de una espectacular vista, que incluso genera a cientos de turistas detener la marcha del automóvil para realizar una “selfie”. Este tiempo de desplazamiento, es más que aceptable para “subir y bajar” cada día hacia nuestros trabajos en la ciudad o para atender nuestros compromisos en la capital, es incluso menor que al que uno debe hacerle frente en la vida de ciudad día con día.

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que esta obra nos lleva al condominio, es importante señalar que producto de las espectaculares vistas y el movimiento de vendedores ambulantes hacia la zona, ha generado una gran cantidad de basura en las orillas de la carretera. De igual manera, al ser tan reciente su construcción y apertura, en altas horas de la noche es recomendable utilizarlo con precaución debido a que transitar por allí es muy solitario y además, la señal de teléfono es nula en ciertas zonas de la carretera.