El acontecimiento más importante del mes de Diciembre, para una buen número de seres humanos que compartimos este planeta, es la celebración de la Navidad. Tradicionalmente, en El Salvador la celebración comienza en nuestros barrios con las posadas, María y José buscando protección entre la comunidad. Los afortunados, el 24 de Diciembre, víspera de la Navidad, disfrutan de una gran celebración con abundante comida, bebida y música. Luego, el 25 de Diciembre amanecen abriendo los regalos recibidos de los familiares y amistades. La semana del 24 de Diciembre es todo fiesta y culmina la celebración con el reventón del Año Nuevo.

Todos esos son recuerdos nostálgicos que ahora en el 2020, con la pandemia nos ha cambiado dramáticamente nuestro estilo de vida, la indicación preferente es la necesidad de salvaguardarnos para protegernos y proteger a otros de un virus muy contagioso y potencialmente mortal. Debemos de dar gracias por estar vivos, tener buena salud, tener trabajo, saber que tenemos amigos reales y sinceros, poder ayudar a alguién y seguir despertando cada día con un propósito renovado.

No debemos bajar la guardia en las próximas festividades navideñas, por lo que es prudente seguir tomando las medidas sanitarias básicas que todos conocemos y evitar aglomeraciones que son focos potenciales de contagio. Vivimos un año triste en el que casi todos hemos tenido un conocido o un ser querido que nos ha dejado a causa del COVID-19.

Aquí en el Condominio hay una serie de eventos que tradicionalmente se organizan. Nuestra recomendación es que todas las actividades se realicen con altas medidas de protección, para evitar riesgos de contagio, comenzando con la fiesta a principios del mes de Diciembre para los trabajadores. El día de la celebración las instalaciones del Club de Playa se abren para que ellos/as y sus familiares cercanos puedan disfrutar de un momento ameno. Se prepara bebida, comida, actividades recreativas para los adultos y niños/as y se les entrega una canasta navideña a los trabajadores. Este evento lo organiza la administración con la colaboración de algunos condóminos. Algunos hacemos llegar nuestras donaciones, otros, también participamos el día del evento atendiendo a los trabajadores y familias. El Blaseño hace un llamado a todos los propietarios a manifestar nuestra espíritu navideño colaborando con esta actividad. Sus donaciones las pueden hacer llegar a las oficinas administrativas.

También las instalaciones del Condominio son adornadas para hacernos sentir que la Navidad ha llegado. Además de los tradicionales ornamentos navideños los trabajadores construyen un Nacimiento en una de las áreas verdes del residencial.

Luego en la semana del 24 al 31 de Diciembre hay una serie de eventos musicales recreativos para los propietarios. En esta época, muchos propietarios que residen en el exterior visitan las instalaciones del condominio y comparten momentos gratos y alegres. Como ya es costumbre, muchos propietarios se reunen el 31 de Diciembre a medianoche en el Club de Playa para recibir el Año Nuevo con la quema de pólvora.

A pesar de la situación difícil que enfrentamos los invitamos a continuar con nuestras tradiciones, pero sin olvidar que tenemos que guardar las medidas de bioseguridad recomendadas para cuidarnos del contagio del virus que nos golpea. ¡Muchas bendiciones del Padre Celestial en estas próximas navidades y que el 2021 nos traiga mucha fortaleza, esperanza de mejores perspectivas de salud, prosperidad y felicidad para todos/as!