(Parte II)

En esta parte de la historia de nuestro Condominio El Blaseño presenta algunos datos sobre su desarrollo físico inicial.

En 1998, el Banco Uno en su calidad de propietario de las tierras que hoy conforman el Condominio Recreacional San Blas, mantuvo su compromiso de construir la infraestructura comunitaria recreativa de la que se dispone actualmente. Con esto se configuraba desde el inicio un proyecto atractivo y de alta plusvalía económica y social, que además integraba al Club de Playa como propiedad del Condominio

Se realizaron las construcciones de calles y avenidas, clubes, piscinas, fosas sépticas, arborización y engramados de áreas comunes. Se introdujeron los servicios de agua potable y de energía eléctrica. En paralelo se inició la venta de las unidades habitacionales (lotes). Como parte de la estrategia de comercialización el Banco Uno, construyó cinco casas modelos fabricadas de zacate y madera, de las cuales rifó una. Los/as primeros/as propietarios/as compraron sus lotes en colones.

Vestigios de una de las casas modelo rifadas por el Banco Uno (Foto: FM/EB).

Al menos cuatro (4) empresas participaron desde la etapa de diseño y construcción de las instalaciones del Condominio: COURBAN S.A. de C.V.; PROASA S.A. de C.V.; Constructora SIMAN S.A. de C.V. y Pozos y Bombas S. A. de C.V. Esta última, responsable de la construcción del pozo de 84 metros de profundidad y 600 metros cúbicos de capacidad con dos recámaras, más la instalación de la actual red de distribución de tuberías de alta presión.

De esa manera se inicia la construcción del mejor Complejo Residencial de La Libertad, por el cual debemos sentirnos orgullosos.