El Cantón El Rincón de la jurisdicción de Jicalapa, La Libertad vió nacer a este antiguo trabajador del Condominio, Oswaldo Wifredo González Castellano, Oswaldo. Lo caracterizan su tez morena y su manera alegre y respetuosa al dirigirse a las personas. Cuando tenía doce años de edad la familia se mudó al Caserío San Matías, Jicalapa. En ese lugar conoció al amor de su vida. En el mes de marzo 2021 se trasladaron al lugar donde vive actualmente con su esposa e hijas, el Caserío Chalpa, Colonia Vega 1, Jicalapa, dónde vive la mayor parte de su familia. Oswaldo estudió hasta segundo grado, asistió al Centro Escolar La Pedrera, Jicalapa, dónde aprendió a leer y escribir. Luego se dedicó a trabajar la tierra con su papá.

Tiene cuarenta y dos años de edad. Está casado con Blanca Elizabeth a quién le echó el ojo trabajando en la milpa. “Yo ví que era una muchacha muy trabajadora y pensé que esa era la mujer que yo quería a mi lado”, expresó Oswaldo. Agregó, “después de que hablamos entre nosotros, ella me pidió que le pidiera permiso a su papá para ser novios y así lo hice”. “Anduvimos de novios año y medio antes de casarnos, ella tenía dieciséis años y yo veintiuno cuando comenzamos y ya tenemos más de veinte años juntos”, expresó Oswaldo. El fruto de esta bonita historia de amor son cuatro niñas que actualmente tienen diecinueve, dieciocho, diecisiete y ocho años de edad.

Oswaldo trabaja en el Condominio desde el 2001, cuando el Banco Uno administraba este lugar. Después lo contrató el primer Consejo de Administración. Su hermano mayor Eliézar, quien ya tenía trabajando dos meses para el Banco, le avisó de la plaza de jardinero disponible. Después comenzó a trabajar de piscinero, trabajo que actualmente desempeña. En sus momentos libres hace trabajo extras fuera del Condominio, “usted sabe que uno tiene la necesidad de ganar algunos centavitos extra” expresa Oswaldo. También le gusta divertirse viendo los partidos de fútbol en su comunidad, aunque dice que con la pandemia los partidos de fútbol son ahora muy pocos.

El finalizó manifestando que disfruta su trabajo de piscinero, “es duro pero hago el esfuerzo de sacar mi tarea”. Agregó, “la administración debe motivar a los trabajadores para que le echemos ganas al trabajo de esa manera mantener bonito el Condominio.”