Por su carácter alegre y jovial José Ulises Lara Guardado es uno de los trabajadores más visibles del Condomio Recreacional San Blas.  Es conocido popularmente como Licho. Dice que los amigos de su infancia así lo bautizaron por su nombre Ulises. Es originario de un Municipio emblemático de El Salvador, Ilobasco, localizado en el Departamento de Cabañas. Lugar famoso por sus artesanías de barro.

Licho nos cuenta “Soy el hijo mayor de un total de diez hijos (6 hembras y 4 varones). Tenía nueve años cuando nos fuímos de Ilobasco a raíz de la guerra que vivimos en este país. Teníamos una tía que también había sido desplazada por la guerra que ya se había venido a vivir en El Charcón. Ella fué nuestro conecte para conseguir un terrenito y construir la casa de la familia. Estoy hablando de 1990.”

Licho tiene 39 años, está actualmente acompañado y es padre de 3 niñas , Nayeli de 11 años y las gemelitas Regina y Pamela de 6 meses. Nayeli es producto de una relación previa, la madre de la niña falleció y Licho se quedó con su hija cuando ésta tenía dos años.

Licho es un trabajador de la construcción laborando en el condominio desde el 2013. También tiene habilidades para la carpintería. En el condominio hace todo tipo de trabajo, jardinero, piscinero, etc. Manifiesta “…yo no le aturro la cara a nada, hago lo que me pongan hacer, me gusta todo lo que hago.”

Expresó que en sus tiempos libres lo que hace es disfrutar su familia y descansar. Agrega, “Antes le gustaba jugar futbol pero deje de hacerlo desde que me doblé un pie. Me gusta de vez en cuando ir a visitar a mi abuela, la mamá de mi papá, quién todavía vive en Ilobasco.” Licho nos compartió con gran alegría los recuerdos que tenía de cuando iban con toda la familia a cortar café al Volcán de San Salvador y Huizúcar. Dice que aguantaban bastante frío en el volcán, pero como estaban cipotes lo consideraban parte de la diversión. Licho dice, “soy pobre pero soy afortunado porque tengo una buena familia.”