Esta es una festividad que celebramos cada 14 de Febrero en la que nos expresamos a través de pensamientos de amistad y de amor, con una linda tarjeta, con chocolates, con flores o tal vez con una linda y deliciosa cena en un marco romántico, con velas, tal vez vino o champagne. Nuestra vulnerabilidad la volcamos ese día en expresiones de amor.

Pero, ¿cómo se originó esta fiesta? ¿Cómo se originó la celebración de este día?

Valentín de Roma es uno de los tres santos mártires de existencia discutida, que vivieron en la antigua Roma. La festividad de San Valentín era celebrada por la Iglesia Católica cada 14 de Febrero en el calendario litúrgico tradicional, hasta que en 1960, en el Concilio Vaticano II, se reorganizó el santoral y se retiró su celebración. No obstante, universalmente se sigue considerando el 14 de Febrero como memorial de San Valentín. La fiesta de San Valentín fue declarada por primera vez alrededor del año 498 por el Papa Gelasio I. Según la Enciclopedia Católica, el santo cuya festividad cayó en la fecha conocida hoy como día de San Valentín fué posiblemente uno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio Romano, los dos primeros en la segunda mitad del siglo III, durante el reinado del emperador Claudio II “el Gótico”.

Otra leyenda dice que es patrono de los enamorados porque su fiesta coincide con el momento del año en que los pájaros empiezan a aparearse. La festividad se borró del calendario eclesiástico por la Iglesia Católica en 1969, como parte de un intento por eliminar santos de un origen posiblemente legendario, aunque siguen celebrándola algunas parroquias locales. También es venerado como santo por la Iglesia Ortodoxa y por la Iglesia Anglicana, así como por la Iglesia Luterana.

En el 2014, el Papa Francisco decidió participar en la celebración de San Valentín, en un intento por devolverle el sentido religioso a esta festividad. Un relato muy popular sobre este santo cuenta que le devolvió la vista a una jovencita ciega y esta en agradecimiento sembró sobre la tumba del santo un rosal que según la tradición florecía cada 14 de Febrero.