Llegamos a Mayo el mes de las flores,
lleno de colores, de colibríes libando sus mieles,
escuchando música, ¡Cómo disfruto!

¡Igualmente siento miedos y temores!

Me entristezco al oír tu respiración infantil
me desmorono al pensar ¿que será?
¿Cuándo acabará este mal sueño?..
Tú, con tus tiernas manos acaricias mi rostro,
y preguntas:

¿Porqué en este momento estamos juntos?
¿Porqué al parque, a la playa y al cine se nos impide viajar?
Quiero ver el sol sentir su calor, y en la piscina dar un chapuzón.

Reflexiono y pienso:
hoy es cuando rememoro las noches interminables de antaño,
cuando era niñ@, cuando temía a la obscuridad.

Cuando en mis infantiles sueños no te dejaba ir;
porque al despertar tenía miedos y temores que no estuvieras ahí:
¡mi madre!

Ahora sé lo que una madre siente,
ahora sé lo que es entregar todo tu ser, a otro ser tan vulnerable
que en sus tiernos momentos
solo pide tener el cariño, el amor
y sobre todo la seguridad que ofrece:
¡Una madre!