Somos clasificados como ”hermanos lejanos” desconozco cuándo y cómo y por quién se formuló este concepto. Muchos caemos en esa clasificación. Cuando estamos circunstancialmente alejados de nuestro “paraíso” en San Blas, afloran nuestras emociones relacionadas con ese concepto. Les comparto un poema que escribí hace varios años, cuando me despedía de mi casa en San Blas, para regresar a mi vida en California.


Dos mundos paralelos, viven dentro de mí;
Dos mundos paralelos entre tierra mar y cielo
Mi amiga, mi casa, mi familia y mi cielo,
se confunden en un solo paralelo:
Mi YO eterno

¿Cómo puedo gozar de estos dos mundos en un solo tiempo?
Si siempre están en un solo paralelo
Bendecida, consentida, sin una gota de anhelo,
por convertir mis dos mundos en un solo paralelo

Tiempo y distancia son sólo acciones físicas;
Corazón y emoción son acciones intangibles
¡¡Vamos!!  Disfrutemos de mis dos mundos,
mis dos mundos que uno a uno son dos;
Mas [ pero] UNO PARALELO.

gea/gazelle